EDICIÓN N° 388, 8 AL 14 DE MARZO DEL 2018

Publicidad I Aviso Legal I Partners

 
 

 
El Semanario
Presentación
Editorial
Staff
Colaboradores
Nos Escriben
Contáctenos
 
 
 
 

 
   

REVISTA
La Voz de la Calle
Deporte & Cultura

 
   
   

Agregar a favoritos I Recomendar esta Página ISer tu página de inicio

   
   
Editorial
 

Una semana teniendo
presente al pasado

Ha sido esta, la culminada el sábado 3 de octubre una semana llena de acontecimientos que no solo mantuvieron en vilo al país, sino originaron una multitud increíble de rostros sombríos, risueños, alegres unos y algunos otros plenos de amargura e impotencia. La sentencia del Poder Judicial a la líder política de un grupo de individuos que desde el Poder, logrado mediante fuerzas y aportes reñidos con la ley, había sumido a los ciudadanos del Perú en una oprobiosa situación de inferioridad moral e impotencia que llegó a extremos inéditos dentro de la historia peruana. El fin de esa etapa tiene trágicos antecedentes y un absurdo desperdicio de oportunidades que es necesario reconocer con la claridad que los hechos transcurridos merecen.
Históricamente, toda esta etapa oprobiosa y trágica comienza en 1990 por un político que ante el fin de su inepta oportunidad perdida, resuelve impedir el ascenso de una personalidad peruana, famosa en las letras, concurriendo a apoyar a un neo político de ascendencia extranjera que, asombrado, acepta el apoyo, que mediante el uso de recursos sospechosos lo llevaría inesperadamente a su ascenso hacia las cumbres del poder. A partir de allí se desencadenan los hechos que llenan de dudosa gloria a ese momento histórico que sumió al país en una guerra en la que miles y miles de personas resultaron sacrificadas en un trágico empate entre los crueles insurrectos y los igualmente crueles instrumentos represivos del Estado, que fuera claramente señalado por la denominada Comisión de la Verdad. En realidad los detonantes se habían manifestado largamente desde 1960 ante el desencanto de fuerzas populares que se había sentido engañadas y desencantadas por la claudicación de sus líderes.
La dudosa nacionalidad de quien ascendió al Poder en esos años y que los pseudo historiadores peruanos, con algunas excepciones, se niegan no solo a reconocer, sino que simplemente buscan sepultarla en el olvido se comprobó cuando con explicable irresponsabilidad el referido político ratificó su situación de extranjero, luego de huir ominosamente, buscando una situación en el Senado de su país de origen o real nacimiento, que correspondía solamente a sus nacionales. Mayor confesión solo se registra en muy pocos casos en la historia mundial y constituye un baldón terrible en nuestra vida como república.
Estos años tumultuosos trascurrieron con alternativas variables y con resultados perfectamente conocidos y hasta vergonzosos. Uno a uno, los que después llegaron al ejercicio presidencial, con excepción de la cortísima intervención militar terminada fatalmente de forma prematura, mostraron su rostro angurriento y ambicioso de dinero. Negociantes, vendedores de las riquezas pertenecientes al pueblo, terminaron en ominosos contratos con oportuna inversión foránea que lograron desorientar al desencantado pueblo logrando victorias electorales que las legalizaban y que luego se descubrieron como mañosas e inmorales. Y así trascurrieron.
Esas elecciones, permitieron la llegada a un absurdo poder congresional a un grupo numerosos e inédito en la cercana historia peruana con una mayoría que, para muchos, fue una posibilidad irrepetible que el pueblo daba para hallar el verdadero camino del progreso para el Perú. Desde el Congreso se decía se pueden aprobar, ahora, las leyes que nuestro pueblo está esperando desde hace muchos años. La conducía, precisamente, la lideresa peruana de ascendencia japonesa, que, consciente de su propia experiencia familiar que le había permitido conocer los arrebatos terribles de su padre y sus cercanos amigos y por lo que había sido sentenciado en procesos judiciales impecables admirados y reconocidos en todo el mundo. Es esa lideresa la que ha sido sentenciada a una permanencia en cárcel durante 36 meses, apabullada por pruebas impecables de un peso irrebatible que han demostrado su conducta presuntamente criminal como, sin ambages, así la califica la acusación fiscal y el fallo del Juez. Cada momento de las audiencias fueron instantes de creciente desencanto y decepción cuando, una a una, fueron expuestas al conocimiento judicial y al mediático creando una especie de desaliento, no tanto por lo que significaba para una persona, que como todas, siente una reclusión carcelaria, sino porque resulta increíble que se haya perdido sin remordimiento esa oportunidad que, a pesar de todo, desde el Congreso se hubiera podido concretar.
Es irresponsable que ahora, vilipendiando a los jueces, se le trate de victimizar. Sus partidarios dicen sufrir por ella pero no les creemos. Ellos sufren porque se sienten resbalar desde esas cínicas y provechosas alturas del impune Poder que ejercieron. Y les duele.

 

 

>>Volver al Índice


SE HAN DETECTADO 19 PUNTOS
CRÍTICOS DE DESMONTE

Defensoría del Pueblo interviene por contaminación de
basura acumulada en puntos de la ciudad de Trujillo

* EL PROBLEMA SE ORIGINABA EN LA FALTA DE
COMBUSTIBLE PARA RECOGER LOS RESIDUOS

En las últimas semanas la Defensoría del Pueblo ha recibido diversas quejas de los usuarios por la acumulación de desmote en diferentes puntos de la ciudad de Trujillo, hecho que conlleva a la contaminación y a generar focos infecciosos que pueden afectar la salud de la población, lo cual generó la intervención rápida de la Defensoría del Pueblo ante el Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat).
El personal de la Oficina Defensorial de La Libertad, en entrevista con el subgerente de Limpieza Pública, Ing. José Cabrera Obando, advirtió que en setiembre del presente año se puso de conocimiento de la Gerencia General del Segat, la necesidad de combustible para el abastecimiento de las unidades que se encargan del recojo respectivo.
La Defensoría del Pueblo verificó en una inspección realizada que eran 19 los puntos críticos de acumulación de desmonte y basura en las urbanizaciones Santa María y San Andrés, y en las avenidas Antenor Orrego, Gonzales Prada, América Sur, Prolongación Miraflores, entre otras.
Frente a ello, la Oficina Defensorial de la Libertad exhortó a la Subgerencia de Limpieza Pública del Segat a que aplique su plan de contingencia y en función a ello, coordine con otras áreas de la comuna para que apoyen en la atención del problema de desmonte de manera urgente.
El último fin de semana y tras superarse el problema del combustible, se ha realizado la limpieza y recojo de desmonte en la urbanización San Andrés, la Av. Antenor Orrego, quedando pendiente la limpieza en la urbanización Santa María, la prolongación Gonzáles Prada y otros puntos que se ejecutarán en la presente semana.
En el caso de las avenidas Ricardo Palma, Villarreal, la carretera Industrial y otras que presentan mayor cantidad de desmonte se irá eliminando de manera progresiva con apoyo de maquinaria de la Gerencia de Obras de la Municipalidad Provincial de Trujillo.
La Defensoría del Pueblo continuará realizando la supervisión respectiva a estos casos con la finalidad de salvaguardar la salud, la calidad de vida de los ciudadanos y la preservación del medio ambiente, y hace llamado a la colectividad a evitar el arrojo de residuos sólidos sobre el desmonte encontrado.

>>Volver al Índice


FOTOSUCESOS

Como sucediera con nuestra hermosa Casona Loyer en el Centro Historico Trujillano, quedó reducido a cenizas tras un voraz incendio, el Edificio Pedro Giacoletti, de la Plaza San Martín, Lima. Una belleza historica de más de un siglo de antiguedad, una lástima.

>>Volver al Índice

 

   
 
 

LA VOZ DE LA CALLE es una publicación de CAPEVOZ E.I.R.L.
Jr. Zepita # 452 / Teléfonos: (044) 23 1421 - (044) 291512
TRUJILLO - LA LIBERTAD / PERÚ 2014
Contáctenos

Diseño & Desarrollo Web: Traceperu.com